Archivos

Adios vacaciones, bienvenida dieta.

lechugaSe terminan las vacaciones y llega la vuelta al trabajo. Hemos desconectado todo lo que hemos podido, hemos apagado el móvil, cerrado el ordenador y…bebido hasta que hemos agotado las cervezas del chiringuito.

Y es que, con el calor que hacía un refrigerio no venía mal!!! Pero ha sido más de uno, ¿verdad? Desayunar churros, el aperitivo de medio día, comida en el restaurante con sobremesa incluida, la “bendita siesta” que nos deja acumuladas todas las grasas de la comida….heladito a media tarde y más pescaitos rebozados con bien de aceite para cenar!!

Si ésta ha sido la tónica general de tus vacaciones, ha llegado el momento de empezar a quitarte esos kilos de más.

Bontier te quiere ayudar a ponerte guapa, por eso te vamos a dar unos consejos para empezar a cuidarse en serio.

  • Come poco pero con frecuencia. Intenta hacer, al menos, 5 comidas diarias de las cuales, la mayor parte se compongan de fruta o verdura. Lo que hay que dejar de lado son los aperitivos salados y dulces. Se trata de cambiar las costumbres del verano y dejar las patatas fritas del aperitivo por una manzana o unas lonchas de pavo. Lo que nunca debes hacer es huir del desayuno, ya que es una de las comidas más importantes del día.
  • Evita las comidas precocinadas y las grasas saturadas. Hay que comer un plato que sacie, pero tampoco a rebosar. Lo único que puede rebosar será la ensaladera llena de brotes frescos.
  • Lo ideal es tener un equilibrio entre lo que ingerimos y el gasto energético que realizamos a diario ya que, si comemos más de los que gastamos, las calorías se van acumulando. Cocinar al vapor o al horno te puede ayudar a descargar de calorías tus comidas y es un hábito muy saludable.
  • Para garantizar una pérdida saludable y mantener la masa muscular, no debes adelgazar más de 0,5 a 1 kg por semana. Lo importante es que nuestro peso esté en un índice de masa muscular razonable. Con él podremos conocer si la relación entre nuestra altura y nuestro peso es correcto. El IMC es el resultado de dividir nuestro peso por el cuadrado de nuestra altura. La OMS recomienda un peso que esté entre los valores de 20 y 25 de IMC.
  • Bebe entre 1,5 y 2 litros de agua al día. Como te hemos comentado en varias ocasiones, el agua hidrata tu piel y la torna más tersa, pero también es necesaria para hidratar el organismo y eliminar más residuos.

Toso esto no tendría sentido sin la práctica de un deporte o gimnasia de mantenimiento, al menos una hora al día. Bontier te muestra videos y tablas de ejercicios en las redes sociales para ayudarte a hacer más llevaderos estos momentos en los que necesites a alguien de tu mano para perder peso de forma efectiva.

Consejos de belleza veraniegos.

playaPor fin llegaron las vacaciones!!! Nuestro cuerpo necesita un respiro y es que, una vez al año no hace daño…. si no todo lo contrario. Estamos deseando irnos de vacaciones y desconectar por un tiempo de todos los problemas y rutinas que nos atañen el resto del año.

Nosotros te vamos a dar unos consejos para aprovechar estos días de sol y calor para ponerte guapa y dedicarte un poco a ti misma.

A todos nos encanta tener el cuerpo bronceado pero sabemos que la exposición al sol tiene sus peligros. Ya te contamos hace una semana cómo debías cuidarte frente a este peligro que, tomándolo con moderación y con la protección adecuada, dejará tu piel morenita para unos cuantos días.

Aprovechando el único momento del año en el que tenemos la cara bronceada, vamos a darle un respiro a nuestra piel huyendo de los maquillajes. Realmente no nos hace falta darle color, y las mezclas quedan bastante feas, ya que es muy complicado encontrar un maquillaje que nos deje la cara del mismo color que el resto del cuerpo cuando estamos morenas, así que vamos a lucir nuestra cara al natural, eso sí, habiéndola hidratado antes con  las cremas y serum correspondientes.

Si te ves rara saliendo por la noche con un cutis demasiado homogéneo, puedes aplicarte una ligera capa de colorete y sombra de ojos con tonos llamativos.

Si eres de las que le cuesta muchísimo coger color, estás de suerte porque en esta vida hay remedio para casi todo. Puedes aplicarte cremas o toallitas autobronceadoras que harán que desaparezca ese rostro blanco como la leche. No te prives de lucir tu bronceado pero tampoco abuses de ello.

Si quieres que tus manos hagan contraste, píntate las uñas de los colores que más se llevan este verano. Los rojos y rosas darán un toque especial a tus manos, contrastando con el moreno que te ha pegado. Se llevan los esmaltes fuertes!

Cuando estamos en la zona de la costa, la humedad consigue que nuestro pelo se vuelva más rebelde. Para evitar que sudemos como pollos, lo mejor es retirarse el pelo de la cara y hacernos algún recogido. Os iremos dejando vídeos de recogidos a lo largo del mes, en las redes sociales, para daros alguna idea.

Para las vacaciones en la playa, lo mejor es proteger tanto tu pelo como tu cara con un sombrero de paja o tela. El cabello se daña muchísimo con el sol, el agua de la playa y el cloro de la piscina. No olvides llevarlo siempre recogido y lo más tapado posible. También existe serum protector para el cabello, que es invisible y lo protegerá durante tus vacaciones.

Los pies son muy sensibles en verano porque es fácil que se hinchen con el calor y que nos salgan las típicas durezas en el talón, por culpa de las sandalias. Intenta evitar esas durezas limándote las zonas afectadas con una piedra especial e hidratando los pies con cremas destinadas a este fin.

Por supuesto, no olvides aplicar tus geles anticelulíticos en las zonas más rebeldes. Lo mejor es hacerlo antes de irse a dormir, así podrás lucir cuerpazo en la playa al día siguiente.

Hidratar la piel depende en, gran medida, del agua que bebas durante el día, pero también de las cremas hidratantes que utilices para tu piel. No olvides que el serum facial efecto botox, aplicado antes de la crema hidratante, es lo que te ayudará a conservar una piel de seda también durante el verano.

Protege tu piel del sol.

¿Sabes qué diferencia hay entre los rayos UVA y UVB?

Los rayos UVA están presentes durante todo el año, independientemente de la estación. Se caracterizan por penetrar profundamente dentro de la piel y, a la larga, pueden producir pigmentaciones en la piel, intolerancias solares e incluso envejecimiento y cáncer de piel. Sin embargo los rayos UVB son más intensos durante el verano. Son los que producen el bronceado y las quemaduras famosas del primer día de playa. A la larga también pueden producir cáncer cutáneo.

Como te hemos explicado, no sólo en verano existe peligro, sino también durante el resto del año, por lo tanto, debes usar fotoprotección durante todo el año. Para que un protector solar sea completo, debe proteger tanto de los rayos UVA como de lo UBV.

Cuando estés en plena exposición al sol, no olvides que debes echarte crema protectora cada 2 horas. Extiéndela bien para que quede uniforme y no te broncees por partes.

Corre por ahí el rumor de que, cuanto más alto sea el factor de protección solar, más tiempo puedes estar sin quemarte. Pues no!!! Es falso. Un índice de protección elevado no sólo protege de las quemaduras, sino que permite conseguir un bronceado con mayor seguridad y durante un tiempo prolongado.

Olvídate de la típica frase: “Yo no me echo crema protectora porque ya estoy moreno”. También es un grave error. Estar bronceado no quiere decir que nuestro cuerpo no necesite protección. No olvides usar protección solar aun cuando estés moreno.

¿Y la leyenda de que cuando está nublado no te quemas? Otro error!! El 90% de los rayos ultravioletas pueden atravesar las nubes.

Recuerda que los botes de crema protectora no sirven de un año para otro porque pierden sus propiedades y ya no protegen del sol.

Y cuando vayas a estar a remojo no olvides que tienes que utilizar una crema especial resistente al agua.

Los niños necesitan una protección solar alta. Mejor no bajes de un factor 50 o 60, pues su piel es más sensible y tiene menos defensas. Además, los más pequeños suelen estar más tiempo al sol, pues no paran de jugar y de mojarse. Disfruta de las actividades estivales pero siempre protegiendo tu piel y la de los tuyos!